AliExpress WW

Obsolescencia programada en smartphones: qué es y cómo influye

Cada año salen al mercado una gran variedad de smartphones. Así en 2016, Samsung presentó 31 diferentes modelos. El siguiente fabricante según número de modelos anuales es Lenovo, con 26; muy cerca está ZTE con 24, Huawei con 22, Xiaomi con 18 y HTC con 15. Apple, un poco más distante de estas cifras, solo nos presentó 3 modelos. Todos ellos presentan el, llamémosle problema, de la obsolescencia programada en smartphones.

Está claro que las compañías quieren vendernos estos nuevos teleléfonos. De esta forma han de conseguir que el consumidor vea la necesidad de cambiar su modelo antiguo. Las estrategias de los fabricantes y distribuidores no siempre gozan de total transparencia. Esto es debido a la fuerte competencia y a que se juegan su permanencia en un mercado muy competitivo y de rápida evolución como es el de los productos tecnológicos.

En esencia los consumidores cambiamos de móvil por 3 razones principales:

  • El terminal se nos ha estropeado.
  • Necesitamos más funcionalidades por razones de trabajo y/o capricho.
  • Simplemente se nos apetece cambiar de móvil.

El mercado ha creado la necesidad de poseer un smartphone. Aplicaciones como Whatssap han transformado nuestra manera de comunicarnos. Aunque decimos que solo cambiamos nuestro smartphone cuando es estrictamente necesario, la realidad es que muchos lo sustituyen al año y medio e incluso más frecuentemente.

Atrás quedaron los años de tirar nuestro teléfono cuando ya no servía para nada y, exceptuado consumidores en ciertas franjas de edad, nos deshacemos de nuestro smartphone principalmente por capricho. De esto también tienen la culpa los fabricantes. Veamos porqué.

¿Qué es la obsolescencia?

Antes de analizar la obsolescencia programada en Smartphones, vamos a analizar en qué consiste exactamente este concepto. Si consultamos en wikipedia vemos que:

La obsolescencia programada u obsolescencia planificada es la determinación o programación del fin de la vida útil de un producto, de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa durante la fase de diseño de dicho producto, este se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible por diversos procedimientos.

De esta manera podemos concluir que la obsolescencia programada es una estrategia más del fabricante para vender más productos. De hecho son ellos los que deciden cuando el aparato dejará de sernos útil. Los productos pasan así a tener un tiempo de vida especifivo y, tras el transcurso de este, quedan inservibles y/u obsoletos.

Bestseller No. 1
Samsung Galaxy A30s - Smartphone de 6.4" Super AMOLED (4 GB RAM, 128 GB ROM) negro [Versión española]
Pantalla del móvil, super AMOLED infinity-V, con 6.4 pulgadas con HD+; Consigue aún más espacio, memoria ampliable a 512 GB con tarjeta Micro SD
189,00 EUR
40,00 EURBestseller No. 2
Samsung Galaxy A20s - Smartphone 6.5" Infinitiy V HD+ (teléfono 3GB RAM, 32GB ROM), Negro [Versión española]
Pantalla del móvil - Infinity V, con 6.5 pulgadas con HD+; Consigue aún más espacio. Memoria ampliable a 512 GB con tarjeta Micro SD
179,00 EUR 139,00 EUR

Tipos de obsolescencia programada

Está claro que la obsolescencia programada beneficia sobre todo a los fabricantes y de manera indirecta a los distribuidores. Esto se debe a que estimula las ventas y, por lo tanto, incrementa los ingresos. Si bien es cierto que también influye positivamente en la creación  de puestos de trabajo tanto en la cadena de fabricación como de distribución, esta práctica supone un riesgo ecológico que no vamos a analizar en este post. Nos centraremos en la obsolescencia programada, de la que existen varios tipos:

  • Cuando el producto está diseñado para fallar transcurrido cierto tiempo: Es una práctica muy poco ética, pero el caso es que se hace. Si no ¿como se explica que los frigoríficos antes duraran hasta 30 años y ahora apenas lleguen a los 7-8? Otro ejemplo de este tipo de obsolescencia programada es el de las bombillas: existen bombillas de más de 100 años que funcionan, mientras que las nuestras tienen una vida útil de unos 2 años.
  • Cuando el producto queda obsoleto debido a la evolución tecnológica: Aunque pueda parecer que este no es un caso de obsolescencia programada, muchos fabricantes de productos tecnológicos manipulan el software para que no sea compatible con dispositivos antiguos. Incluso durante el desarrollo de un nuevo producto y mucho antes de que se encuentre en el mercado, estipulan cierto tiempo tras el cual lo van a sustituir por otro mejor. De esta manera continúa el ciclo del consumo.
  • Cuando se genera la necesidad en el consumidor de cambiar el producto: este apartado está muy relacionado con las modas y el deseo. El deseo de adquirir un smartphone nuevo, independientemente del estado del nuestro, es un factor determinante. Tenemos un producto funcional y aun así lo cambiamos.
Obsolescencia programada en smartphones: qué es y cómo influye
Doogee X10

Obsolescencia programada en smartphones

Si no hemos sucumbido ante el encanto de estrenar un nuevo smartphone tampoco estamos a salvo de tener que renovarlo en un tiempo muy breve. Nos encontramos con que la obsolescencia programada a nivel de software es muy evidente. Cuando pasa cierto tiempo, incluso mucho antes de que nuestro dispositivo se estropee, ya hemos dejado de recibir actualizaciones. La carencia de actulizaciones en nuestro dispositivo hace que nos encontremos con:

  • Nuestro juego o aplicación favorito ha dejado de funcionar: no deja de ser un mero inconveniente, sobre todo en el caso de los videojuegos. Pero cuando se trata de una app que utilizamos para trabajar el tema se complica. ¿Cambiamos de móvil o buscamos una alternativa que funcione en nuestro terminal?
  • Fallos en la seguridad de nuestro dispositivo: Tener un dispositivo antiguo significa también que nuestros datos no están lo suficientemente seguros. Dependiendo de cuanta importancia le demos a los datos almacenados una seguridad deficiente puede suponer un gran problema.
Los modelos Sony Xperia mejor valorados

Obsolescencia según sistema operativo

Desde la llegada de los smartphones a nuestras vidas, los tiempos de renovación de los móviles se ha reducido ostensiblemente. Muchos renuevan su smartphone cada 24 meses o lo que es lo mismo, el tiempo que ofrecen las compañías de telefonía para pagar. Aunque para smartphones de gama alta, el tiempo de pago se puede extender hasta 30 meses.

Algunos compañías no tienen problemas en expresarse claramente. Así Apple ha declarado que la vida útil de un dispositivo iOs es de un máximo de 3 años. De este modo, cuando hayan transcurrido 3 años desde el lanzamiento (no desde la compra) de nuestro modelo de iPhone o iPad, Apple ya no actualizará su sistema operativo. Nuestro iPhone ya no admitirá las nuevas aplicaciones y, si queremos mantener la funcionalidad de este, estaremos obligados a adquirir otro terminal.

La situación de Android es más complicada por la fragmentación del sistema y por la gran cantidad de fabricantes existentes. ¿Mejora Android la situación de Apple? En definitiva, no. De hecho puede empeorarla. Muchos fabricantes no actualizan su sistema al ritmo del mercado y podemos descubrir que nuestro nuevo smartphone, no admita cierta aplicación de la tienda. Aunque de los juegos podemos prescindir y las aplicaciones más utilizadas están preparadas para funcionar en casi todos los dispositivos.

¿Merece la pena cambiar nuestro smartphone?

A pesar de todos estos datos, la realidad es que podemos utilizar nuestro smartphone durante más tiempo.Si nuestro teléfono se ha estropeado, poco podemos hacer. Pero si no es el caso, podemos pararnos a pensar si realmente necesitamos cambiarlo. Si queremos sustituirlo por un deseo personal hemos de saber ciertos datos antes de proceder a la compra.

  • Una cámara mejor no es excusa para cambiar el teléfono salvo que imprimamos las fotos. Además solemos ver las fotos en nuestro teléfono y no en el ordendor, por lo que no vamos a distinguir la diferencia de megapíxeles.
  • Si te fijas bien la pantalla no está tan mal. Además los teléfonos con pantalla grande son menos resistentes a las caídas por razones obvias.
  • Una buena gestión del espacio de nuestro terminal mejorará su rendimiento. Tambien podemos solucionar el problema del espacio utilizando tarjetas de memoria o servicios como Dropbox.

Si a pesar de esto te decides a cambiar tu smartphone, enhorabuena. Todos disfrutamos de la compra de un nuevo dispositivo y nos merecemos un pequeño capricho.

30,00 EURBestseller No. 1
Xiaomi Redmi 9 - Smartphone con Pantalla FHD+ de 6.53" DotDisplay, 4 GB y 64 GB, Cámara cuádruple de 13 MP con IA, MediaTek Helio G80,...
Procesador MediaTek Helio G80, procesador de 8 núcleos de alto rendimiento
179,00 EUR 149,00 EUR
Bestseller No. 3
Samsung Galaxy A30s - Smartphone de 6.4" Super AMOLED (4 GB RAM, 128 GB ROM) negro [Versión española]
Pantalla del móvil, super AMOLED infinity-V, con 6.4 pulgadas con HD+; Consigue aún más espacio, memoria ampliable a 512 GB con tarjeta Micro SD
189,00 EUR
40,00 EURBestseller No. 5
Samsung Galaxy A20s - Smartphone 6.5" Infinitiy V HD+ (teléfono 3GB RAM, 32GB ROM), Negro [Versión española]
Pantalla del móvil - Infinity V, con 6.5 pulgadas con HD+; Consigue aún más espacio. Memoria ampliable a 512 GB con tarjeta Micro SD
179,00 EUR 139,00 EUR
Obsolescencia programada en smartphones: qué es y cómo influye
Título
Obsolescencia programada en smartphones: qué es y cómo influye
Descripción
Todos los teléfonos móviles de última generación, independiente del modelo presentan el problema de la obsolescencia programada en smartphones.
Autor
Por
Equipo Chollos
Logo